14 marzo, 2018

Nuestra receta para una buena calçotada

Blog Texto escrito por

Los calçots son, sin duda, una de las tradiciones catalanas más emblemáticas. Esta insignia de nuestra gastronomía debe su éxito a su capacidad para reunirnos alrededor de una mesa con lo que es mucho más que una simple comida: la calçotada. Y es que las calçotadas son una fiesta, una experiencia única en que disfrutar de nuestra gastronomía y tradición rodeados de buena compañía (¡y buen cava!).

El calçot es una cebolla que requiere de un especial cuidado y paciencia. Como un cava. Para producirlo, hay que “calzarlo” con la tierra de su alrededor mientras crece para darle la forma alargada. De esta forma, mantiene el sabor dulce pero tiene menos pulpa y es más suave. Hay técnicas muy variadas para cocinarlos. Desde quienes los atraviesan con alambre, hasta quienes los ponen entre dos parrillas o directamente sobre las brasas. Lo que sí es importante es que se hagan con llama, y con fuego de vergas (ramas), a ser posible.

¿Y el romesco? La buena salsa también esconde secretos. Como el buen cava. Su nombre proviene del árabe y significa “remezclar”. Pero no basta con hacer cualquier mezcla: la fórmula exacta es un gran misterio, que suele variar en cada familia. En Carol Vallès la hacemos de la siguiente manera:

Ingredientes (4 personas):

  • 1 ñora
  • 4 tomates maduros
  • 1 ajo
  • 1 vaso de aceite Dòliva
  • 130 gramos de almendras
  • 1 rebanada de pan duro

Con la ñora preparada (puesta en remojo la noche anterior), asamos los tomates y unos 3 dientes de ajo. Es importante que sean de calidad, ya que serán la base de nuestra salsa. Separamos la pulpa de la ñora y la ponemos en el mortero junto con el pan y las almendras. Lo picamos bien hasta que quede como una pasta. Añadimos el tomate y el ajo sin piel ni partes quemadas. También se le puede poner un poco de perejil. A continuación añadimos el aceite Dòliva poco a poco y lo trituramos hasta conseguir la textura del romesco.

Hacer fuego, comer rodeados de viñas… es un plan perfecto para estos días de frío. ¡Pongámonos el babero, ensuciémonos las manos y disfrutemos de esta fiesta gastronómica tan tradicional!

¿Quieres hacer una calçotada con nosotros?

Visita a la bodega y calçotada


Vive una experiencia única disfrutando de nuestros mejores cavas y una auténtica calçotada. Disfruta de una de las tradiciones gastronómicas con más éxito y saborea un producto único como es el calçot.

La actividad incluye:

– Visita guiada por las viñas y la bodega.
– Explicación del proceso artesanal de elaboración del cava.
– Cata comentada de cuatro cavas.
– Calçotada completa en un restaurante situado en una masía cercana.

 


Para las calçotadas te recomendamos:


Guillem Carol Brut Nature

Con 40 meses de crianza, es un cava de color amarillo paja con reflejos dorados, burbuja fina y persistente. Presenta aroma de crianza, además de extraordinario bouquet. Es perfecto para tomar con mariscos y pescado blanco a la plancha.

Cupaje:
40% parellada
40% xarelo
20% chardonnay

Sin licor de expedición.

 

Comparte

Suscríbete a nuestro boletín y no te pierdas nada

* indica requerido

Cellers Carol Vallès utilizará esta información para mantenerse en contacto contigo por email.

Al hacer clic en el botón de suscripción, aceptas la política de protección de datos. Para saber más puedes hacer clic aquí